salesianos

Secundaria

Cuando te integras a la Comunidad Educativa de secundaria estás comenzando una etapa de desafíos, crecimiento y alegrías, que, bien aprovechados, te ayudarán a desarrollar todas tus capacidades y llegar a ser una persona plena.

La propuesta de secundaria integra varias áreas:

•  Lo curricular, el estudio, “las materias”, desde donde se busca el desarrollo de la dimensión intelectual, del deseo de aprender, para contribuir con el conocimiento a la construcción de un mundo más amigable para todos.
•  El acompañamiento personal, desde la cercanía y presencia de los Asistentes, Profesores, Técnicos, Animadores y demás Educadores. En el liceo te sentirás como en casa, en un lugar donde eres conocido, valorado y querido, y podrás mostrarte tal cual eres.
•  El cultivo de la espiritualidad y de la fe, para crecer desde el interior de tu persona, aprendiendo a valorar tus vivencias espirituales, la amistad con Jesús, el sentirte hijo de Dios. También tendrás espacios para iniciarte en la animación y en la alegría de compartir tu fe con otros.
•  La integración y la convivencia, dentro de espacios muy cuidados de respeto, diálogo y compromiso con los demás. Desde esta dimensión queremos aprender a ser ciudadanos honestos, viviendo la amabilidad y responsabilidad con compañeros y educadores.

El deporte, la fiesta y alegría, son instancias de construir juntos nuestra persona y nuestro grupo, en actividades distendidas pero de mucho compromiso a la vez, donde aprender a dar lo mejor de sí respetando los tiempos y aptitudes de los demás. Leer más

La propuesta es desafiante. En el camino encontrarás algunas dificultades, necesidad de esfuerzo y exigencia, presencias que te animan y acompañan, muchos amigos y espacios para compartir tu crecimiento. La consigna fundamental para vivir un tiempo hermoso es esta:

“Haz las cosas bien, cumpliendo lo mejor que puedas con tus tareas cotidianas”.

 

ALGUNOS CRITERIOS de ACTUACIÓN y de CONVIVENCIA en SECUNDARIA

Toda obra educativa tiene varias maneras de intervenir para promover el buen clima de convivencia cotidiana. En una casa salesiana el ambiente es indispensable en el crecimiento y acompañamiento de los jóvenes. Don Bosco se dio cuenta que un ambiente en el que se “respira” bondad, honestidad, amor a Dios y al prójimo es capaz, junto con las intervenciones personales,  de formar buenos cristianos y honrados ciudadanos.

Don Bosco quiso crear una propuesta alternativa gracias a un ambiente hospitalario para los jóvenes, donde se sentían a gusto, hacían experiencia de vida en familia, se encontraban en su casa. Este ambiente de privilegio de las relaciones personales entre jóvenes y adultos,  crea una fuerte identificación con los valores que se proponen. ¿Quién no recuerda, acaso, las experiencias más ricas de su historia asociadas a un “lindo ambiente”
o a un “buen grupo”? ¿O no decimos que mucho de lo que aprendemos y somos es gracias al ambiente (familia, escuela, amigos, iglesia,  grupos…)?

Seguir leyendo:

files-512